Agar-Agar en la Preparación de la Nata Montada Casera

Bombona oxido nitroso, nata montada y todo lo relacionado con ella.

Supongamos que ya tiene cierta experiencia en pastelería y que probablemente hace bastantes lotes de nata montada a diario. En ese caso, sin duda está familiarizado con el Agar-Agar para preparar la nata montada casera. Otros entusiastas, que aún están lejos de ser expertos, denos un momento para explicarles todo sobre el Agar-Agar de forma detallada.

Esta guía descubrirá su uso en la cocina y su excelente uso como sustituto de la gelatina.

Comprar Productos

homemade whipped cream

¿Qué es el Agar-Agar?

Si alguna vez has probado a hacer nata montada casera y has visto que se desinflaba rápidamente o que se volvía aguada al cabo de un rato, seguramente te has olvidado de usar un estabilizador, que no es más que un aditivo que se añade a la mezcla para evitar que se separe; para mantener la emulsión intacta. El Agar-Agar es un estabilizador.

El Agar-Agar es una gelatina de origen vegetal que se extrae de las algas rojas, un tipo de alga marina; se vende en copos, barras, hebras y en polvo para cocinar. Esto último nos llama la atención.

Al ser altamente estabilizador, el Agar-Agar es también conocido por sus efectos espesantes. Más conocido aún por el hecho de que es un sustituto vegetariano de la gelatina. Maravilloso, ¿verdad?

En Asia, por ejemplo, es popular desde hace siglos, y alrededor del mundo usado en todo tipo de recetas. Algunos ejemplos son las salsas, las mousses, los postres a base de gelatina, las natillas y los pudines. Además, es completamente inodora e insípida, lo que la convierte en un gelificante perfecto para añadir a la nata montada.

Agar-Agar Vs. Gelatina

Descubrimos el primer hecho definitorio del Agar-Agar: es un sustituto vegano. Está claro. Pero, ¿qué lo diferencia de la gelatina común? Pues el lugar de donde deriva.

Mientras que el Agar-Agar se extrae de algas rojas, la gelatina ordinaria es de origen animal, más claramente, de colágeno de ganado: llámese cartílago, huesos, piel o tendones.

Además, ambos agentes fijadores son diferentes a la hora de incorporarlos a nuestras recetas. El Agar-Agar, necesitamos cocinarlo a fuego lento para que se forme. La gelatina, por el contrario, se disuelve en agua. Esto se debe a que el Agar se funde a 185 F (85 °C) y la gelatina a 95 F (35 °C).

El Agar-Agar también cuaja más rápido que la gelatina de origen animal. No neesita refrigeración.

Como resultado, si utiliza Agar, tendrá un plato más firme y saludable pero menos cremoso.

Un excelente tip adicional es que el Agar se puede poner a temperatura ambiente para que no se derrita a altas temperaturas. Sin embargo, es mejor servirlo frío.

Cómo Utilizar el Agar-Agar en Polvo para la Nata Montada Casera

Hemos mencionado que puedes encontrar Agar-Agar en el mercado en polvo, en barras, en hebras o en copos. También te dijimos que la forma en polvo es la que más nos llama la atención. Déjenos decirle por qué: El Agar en polvo es la forma más accesible y ciertamente la más fácil de usar.

Si se utiliza en polvo, antes de añadirlo a cualquier receta:

El primer paso es disolver el polvo en agua y luego cocerlo a fuego medio-alto hasta que espese ligeramente. No podemos simplemente disolverlo en un líquido o añadirlo directamente a los alimentos.

Una vez que se añade el Agar disuelto a una receta, tardará aproximadamente una hora en cuajar a temperatura ambiente.

¿Qué Cantidad de Agar-Agar Hay que Utilizar en Polvo?

La cantidad promedio para una porción de 350 ml o inferior es una cucharada de Agar en polvo.

  • Para una gelatina más blanda o cuando se utilice puré de frutas, utilice menos Agar.

Receta de Nata Montada Casera Estabilizada con Agar Agar

Antes de pasar directamente a la receta, te preguntarás ¿por qué nata montada estabilizada? Fácil: es un tipo de nata montada más firme que mantiene su forma durante más tiempo.

Entonces, ¿qué necesitamos para hacerla estabilizada? Agar-Agar, sin duda. Al menos para esta receta.

Ingredientes:

  • Nata para montar (1 taza) – con más del 35% de contenido en grasa.
  • Agua fría
  • 3 cucharaditas de azúcar en polvo
  • 1/2 cucharadita de vainilla (opcional)
  • 1 cucharadita de Agar-Agar (gelatina sin sabor)

Es importante saber:

  • Añadir el azúcar cuando la crema esté espesa, justo antes de la fase de picos suaves. Preferiblemente, azúcar en polvo para un mejor final.
  • Asegúrese de que todos los utensilios estén fríos – Cuando la nata está demasiado caliente, la grasa pierde su capacidad de estabilizarse con el aire que está montando. Para evitar que se desinfle rápidamente después de batirla, pon el bol, el batidor y la nata en el congelador durante 20 minutos antes de empezar. También es posible hacerlo entre 5 y 10 minutos.

Herramientas: 

  • Tazón (No olvide ponerlo antes en el congelador como se indica más arriba)
  • Batidora de mano eléctrica
  • Extracto de vainilla

Indicaciones:  

Paso 1: Enfría tus tazones y batidores – Cuanto más fríos estén tus ingredientes al momento de hacer tu crema batida, más rápido se espesará, e incluso puede aumentar el volumen de tu crema batida.

Paso 2: Vierte unas cucharadas de agua en tu bol y espolvorea una cucharadita de gelatina. Déjala reposar durante unos minutos.

Paso 3: Introduce el bol con la gelatina en el microondas y caliéntalo de 1 a 5 segundos. Una vez que lo saques, remueve y ponlo en algún sitio para que se enfríe.

Paso 4: Mientras se enfría el preparado de gelatina, empieza a hacer la nata montada: una simple mezcla de nata para montar, azúcar en polvo y extracto de vainilla. Asegúrate de crear picos suaves mientras bates la nata montada.

Descubre aquí Cómo Hacer la Nata montada Perfecta en Casa

Paso 5: ¿Está el pico suave en su punto? Vierte la mezcla de gelatina enfriada en tu nata montada y mézclala bien. Si utilizas una batidora de mano eléctrica, vierte la mezcla de gelatina lentamente para evitar los grumos.

Paso 6: ¿Sigues batiendo y obtienes  picos duros? ¡Buenas noticias! ¡Ya puedes servir tu crema!

Esta nata montada aguanta bien a temperatura ambiente durante un par de horas. Aun así, es mejor mantener el postre refrigerado y evitar dejarlo en un lugar demasiado cálido durante mucho tiempo.

¿Te has quedado con ganas de más? Cómo hacer nata montada aromatizada es lo siguiente que puedes probar en casa. ¡Rápido y fácil!

Mira este vídeo para descubrir otra forma de hacer nata montada casera estabilizada