Skip to main content

Sifón de nata para el sector alimentario

Dentro del sector de la alimentación, el sifón de nata es uno de los productos que más peso ha ido ganando con el paso de los años, dado que nos permite realizar distintos tipos de elaboraciones culinarias. Si todavía no lo utilizas en tu negocio, te invitamos a conocerlo.

Todo lo que necesitas saber sobre el sifón de nata para el sector alimentario

Dentro del sector alimentario, nos encontramos con el uso de herramientas, productos o pequeños electrodomésticos que hace unos años podrían parecer impensables. Sin embargo, a menudo surgen tendencias y es importante evolucionar, estar al día y ofrecer a los clientes novedades.

Uno de esos utensilios clave en la cocina actual, es el sifón de nata. Estamos ante un producto que tiene muchas posibilidades, dado que con el sifón se pueden preparar cremas y espumas, tanto para platos principales como para postres; de ahí a que sea muy popular.

¿Por qué su uso es emergente?

Estamos ante un utensilio popular por muchas razones. Una de ellas, se debe a que nos permite conseguir ‘algo’ que no podríamos hacer de otra manera. 

Por ejemplo, nos permite transformar el líquido en una textura mousse, de tal forma que si introducimos nata líquida en un sifón con un cartucho NO2, tendremos nata montada. Esto es ideal para realizar elaboraciones sorprendentes, tanto a nivel doméstico como profesional.

Sus posibilidades son tan amplias que cada vez más usuarios lo utilizan y lo incorporan en sus recetas, por eso es tan necesario en el sector alimentario.

Cómo usar un sifón de nata paso a paso

Si quieres exprimir sus posibilidades, tan solo sigue estos pasos:

  1. Llena el sifón de nata (respetando la marca de llenado máximo) y con ambos productos fríos, la nasa y el sifón..
  2. Coloca el cabezal y cierra, comprobando que esté perfectamente cerrado. Luego se introduce la carga de gas en el depósito. En este punto, hay que enroscar rápido para vaciar la carga de gas en el sifón. 
  3. Agua el sifón al menos un par de veces, hasta que tenga la consistencia que se busca.
  4. Quita el porta cápsulas. Ya puedes empezar a utilizar el sifón. 

¿Qué se puede hacer con este montador de nata y cremas?

El sifón de nata va mucho más allá de eso, porque como te adelantamos, permite un sinfín de posibilidades. Esto hace que sea una excelente inversión, dado que es un producto al que se le puede sacar mucho partido en la cocina.

Entre las elaboraciones principales, destacamos: fresas con nata, tartaleta con nata montada, pasteles rellenos, decoración de repostería, etc.

¿Cuánto dura la nata en el sifón?

La nata se puede conservar en el sifón hasta 10 días en la nevera. Para volver a utilizarla, basta con agitar el sifón con fuerza un par de veces. Si queremos que la textura sea más espesa, funciona bien añadir una segunda carga, pero no siempre hace falta.

¿Es fácil de usar?

La realidad es que montar nata para los postres puede parecer sencillo y de hecho lo es. Claro que, es más fácil para quien está acostumbrado a lidiar con este tipo de aparatos. La primera vez puede resultar complejo y es importante tener unas nociones básicas antes de usar este utensilio de cocina.

¿Qué ventajas tiene usar un sifón de nata en la restauración?

En el sector de la hostelería es un utensilio clave porque ofrece muchas posibilidades y tiene muchas ventajas. Entre ellas:

  • Sabor auténtico de nata: el sabor es uno de los aspectos más importantes a la hora de vender productos. Si lo que quieres es conseguir un sabor de nata fresca y pura, que sepas que esto lo consigues con un sifón de cocina para postres.
  • La nata dura más días: otra de las ventajas, sobre todo para el sector de la restauración, es que al montar nata con un sifón en vez de batiendo a mano o con máquina, es que el sifón y el gas N2O protegen el producto, haciendo que la nata dure más tiempo en la nevera. En lugares donde se utiliza mucho, este utensilio de cocina se vuelve indispensable.
  • Más posibilidades de postres y mejores resultados: es una herramienta con la que pueden trabajar no solo reposteros, sino también cocineros y amantes de la cocina para sus elaboraciones. Permite conseguir un mejor sabor y también resultados profesionales; el cliente lo nota.
  • Elaboraciones más económicas: este punto también es importante y se debe a que el gas liberado por el sifón permite que la nata monte con más volumen y que la textura sea más ligera, obteniendo un producto más fino. De esta forma, gastamos menos nata en las elaboraciones.

Esperamos que esta guía te motive para empezar a utilizar el sifón de nata en el sector alimentario. Si necesitas asesoramiento para elegir el adecuado, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros.